New York follies

En el siglo XVII se puso de moda en los jardines de la aristocracia construir pequeños edificios que hacían referencia a la antigüedad clásica o a lugares lejanos y exóticos. Distribuidos por el jardín, tenían la función de sorprender al paseante, conectándolo imaginariamente con otras geografías y tiempos. Estas follies arquitectónicas, con una función casi exclusivamente representativa, no solo eran elementos fundamentales en la composición del paisaje del jardín sino que hicieron posible una nueva forma de experiencia arquitectónica, de la que el flaneur que se pasea por la ciudad moderna es heredero. La Nueva York del siglo XXI parece haber recogido esta tradición colocando objetos insólitos en sus espacios públicos que hacen volar la imaginación del paseante contemporáneo. Esta semana hemos seleccionado cinco de los más brillantes ejemplos.


#1 | The Vessel

📐 Heatherwick Studio
Ficha en la C-guide
📷 Francis Dzikowski, Michael Moran

Inspirado en los Stepwells de la India, este memorable objeto urbano da la bienvenida al recién renovado barrio de Hudson Yards. The Vessel es una escalera infinita que sube y baja recordándonos a los dibujos fractales de Escher o los grabados de Piranesi. Como si fuera un pequeño panal surgido en mitad de los rascacielos, la potencia plástica del objeto urbano centra la atención sobre su entorno.


#2 | Centro de Transportes World Trade Center

📐 Santiago Calatrava
Ficha en la C-guide

En la Zona Cero de Manhattan encontramos este intercambiador que nos recuerda a un ave mitológica a punto de echar a volar. Al penetrar en su interior nos encontramos un espacio bañado de luz natural. Al mirar hacia arriba se observan unas grandes líneas de luz que, en palabras de Santiago Calatrava, representan la esperanza en la tragedia. Este gran espacio monumental funciona como un receso en el hormiguero del sistema de transporte público, ofreciendo a los ciudadanos un momento de contemplación y de recuerdo en sus ajetreadas rutinas diarias.


#3 | Parque Little Island

📐 Heatherwick Studio
Ficha en la C-guide
📷 Timothy Schenck

Al pasear por los muelles de la zona oeste de Manhattan, nos encontramos con una fantasía hecha realidad: un trocito de Central Park ha aterrizado sobre el agua. Una agregación de columnas escultóricas de hormigón componen una topografía artificial que ofrece un espacio público para el disfrute de los neoyorkinos. Además, según sus diseñadores, favorece la biodiversidad bajo el agua. Este proyecto, financiado por un filántropo, viene a poner la guinda al proceso de regeneración urbana que, con sus luces y sus sombras, ha transformado esta zona de la ciudad en la última década.


#4 | The Shed

📐 Diller Scofidio + Renfro
Ficha en la C-guide
📷 Iwan Baan, Timothy Schenck

Si el ejemplo anterior hacía realidad el sueño de un jardín sobre el agua, esta estructura nos permite fantasear con la idea de edificios que se mueven. Este centro cultural sin ánimo de lucro promueve el arte de vanguardia y tiene en su arquitectura un verdadero manifiesto. Su cubierta telescópica es capaz de desplazarse y ocupar la plaza cercana para alojar eventos para audiencias de hasta 3.900 personas. Este mecanismo dinámico está inspirado en el pasado industrial de la ciudad, pero, sobre todo hace resurgir en nuestras mentes las ideas vanguardistas y utópicas de la arquitectura de Archigram.


#5 | Pabellones de verano PS1

📐 Frederick Fisher and Partners (pabellones) / Andrés Jaque (instalación)
Ficha en la C-guide
📷 Office for Political Innovation

Cada verano, el centro de Arte PS1 elige un proyecto de un arquitecto joven para instalar un pabellón en el patio del museo. Estos objetos efímeros transforman por completo la experiencia del espacio exterior del museo, convirtiéndolo en un lugar festivo y público. En 2015, el arquitecto español Andrés Jaque instaló el pabellón Cosmo, que planteaba la introducción de un ecosistema basado en prácticas sociales y ecológicas replicables a distintas escalas en la ciudad.


En una ciudad con imágenes urbanas reconocibles en todo el mundo, estas ambiciosas actuaciones buscan crear un imaginario de contemporaneidad. Lugares en transformación de la ciudad que hagan posible su apropiación por parte de la ciudadanía y los visitantes por igual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.