NEB Festival Córdoba | ARCA: proteger el patrimonio arquitectónico

Pasamos revista a todas las actividades del ‘Meeting Point Sur+ Festival’ que celebramos en Córdoba del 9 al 11 de junio, como iniciativa paralela al festival de la Nueva Bauhaus Europea organizado en Bruselas.

El segundo foro del viernes por la mañana tuvo lugar en la Sala Orive, en formato presencial y remoto, y se enmarcó dentro de nuestro proyecto ARCA, una plataforma colaborativa para la protección efectiva del patrimonio arquitectónico moderno y contemporáneo. Como explicó su coordinadora Sofía Ayllón, se trata de un trabajo en red para coordinar y dar voz a los esfuerzos que ya se están realizando para la protección de ese patrimonio, desde entidades de distinta naturaleza como colegios, escuelas de arquitectura, fundaciones o iniciativas de la sociedad civil. En la sesión intervinieron representantes de entidades de estas tipologías adheridas a ARCA, que constituyen su grupo motor y que ya habían participado en las sesiones de trabajo previas a la jornada.

Una de las figuras de la que más se ha hablado en estos primeros pasos del proyecto es la de Alejandro de la Sota, dado que, tristemente, se ha convertido en un paradigma de la desprotección del patrimonio arquitectónico a la que ARCA pretende poner fin: varias de sus obras maestras han sido demolidas o alteradas radicalmente en años recientes. En la sesión participó Alejandro de la Sota hijo, patrono de la fundación consagrada al legado de su padre. “Nuestra experiencia en la protección de su obra ha sido muy dura. Si están desapareciendo obras de mi padre catalogadas en Docomomo o con tesis doctorales dedicadas, peor lo tienen joyas de arquitectos con menos reconocimiento. Creo que hace mucha falta que la sociedad comprenda esta arquitectura si queremos protegerla”, explicó.

Precisamente una obra de De la Sota, la antigua fábrica de Clesa, está de plena actualidad por las críticas a la alteración del edificio que ha aprobado la Comunidad de Madrid. Mar Loren, de la Cátedra UNESCO de la Universidad de Sevilla, añadió una idea a este respecto: “Para que un proyecto como ARCA salga adelante, necesitamos ser concretos. Convertirnos en los voceros de casos urgentes de arquitectura amenazada, como el de Clesa, que requieren nuestra máxima atención y que tienen la capacidad de movilizarnos”.

Macarena Fernández Casanova, vocal de cultura del Colegio Oficial de Arquitectos de Granada, añadió una observación compartida por otros participantes, y que, según contó, ha podido comprobar en la reacción del público a las visitas guiadas que organiza el Colegio: “No se puede amar lo que no se conoce, y solo se puede defender lo que se ama. Y la gente ama la arquitectura contemporánea cuando se la explicamos, el rechazo suele venir del desconocimiento”. Rafael de Lacour, profesor de la Escuela de Arquitectura de Granada y patrono de la FAC, añadió que a ese conocimiento indispensable hay que añadirle un criterio, unos fundamentos para discernir qué es la buena arquitectura, dado que el futuro de ARCA tras la fase de catalogación pasará por seleccionar qué edificios merecen los esfuerzos de protección.

Como explicó nuestro patrono Pedro García del Barrio, el proyecto está dando sus primeros pasos: su objetivo, antes de llegar a los instrumentos de protección efectiva, es recopilar los múltiples reservorios existentes de arquitectura moderna y contemporánea en una colección abierta y mapificada que luego necesitará de unos criterios de calidad, como adelantó Lacour. En la reunión contamos con varios ejemplos del trabajo ya realizado sobre esos reservorios que podrán sumarse al catálogo de ARCA. Carlos Naya, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, nos habló del grupo de investigación que ha dado lugar a una guía de arquitectura navarra para poner en valor edificios como primer paso hacia su protección. Blanca del Espino, jefa del Centro de Documentación y Estudios del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), mencionó el trabajo para crear el registro andaluz de arquitectura contemporánea y las publicaciones que este ha generado. José María Manzano, director de la Escuela de Arquitectura de Granada, explicó que están desarrollando un Centro de Documentación de Arquitectura, constituido por documentación que han donado arquitectos con un legado en la ciudad.

La sesión también contó con los testimonios de iniciativas de la sociedad civil. Ricardo Vergara Franceschi, en representación de SOS Monuments Barcelona, contó cómo la unión de plataformas de sociedad civil barcelonesas han conseguido pactar reuniones bianuales con el Ayuntamiento de la ciudad para que puedan participar en las decisiones sobre patrimonio. En esa misma línea trabaja otra entidad adherida a ARCA como la Asociación Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (APUDEPA), de la que estuvo presente en la reunión Belén Boloqui.

Juan Domingo Santos, profesor de la Universidad de Granada y patrono de la FAC, nos invitó a reflexionar sobre el concepto mismo de patrimonio: “No hay una lectura clara sobre lo que significa el patrimonio y su protección. Nos han educado en que conservar significa momificar, pero para que las cosas puedan sobrevivir hace falta que se transformen. Podemos aprovechar este proceso de catalogación para reflexionar sobre los criterios que utilizamos, que no solo deberían referirse a cuestiones arquitectónicas, sino a la capacidad de los edificios para relacionarse con su entorno y dinamizarlo”.

Francisco Daroca y Víctor Pérez Escolano, patronos de la FAC, aportaron algunas ideas sobre lo que tiene de particular la arquitectura contemporánea frente a la de otras épocas. “La arquitectura contemporánea tiene un hándicap. Es la primera con una vocación social, y eso hace que desde ciertas perspectivas se la perciba como una arquitectura para pobres, sin valor”, explicó Daroca. Por su parte, Pérez Escolano señaló que el patrimonio moderno y contemporáneo demanda “compadecer lo excepcional global con lo excepcional local, porque quien valora lo cercano está desarrollando la capacidad de disfrutar con lo universal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.