MESA 1 – VIVIENDA INTELIGENTE

La Vivienda Inteligente

Las acciones cotidianas de nuestra vida diaria se apoyan cada vez más en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Progresivamente se desarrollan nuevas aplicaciones y nuevos contenidos que mejoran nuestra calidad de vida, e-servicios que ya se encuentran disponibles en la actualidad y que serán indispensables en un futuro próximo. Desde esta perspectiva podemos redefinir la vivienda como la plataforma conectada que da acceso a esos e-servicios.

La introducción de las redes que permiten la conectividad de la vivienda desde el inicio del proyecto, como ocurre con el resto de instalaciones clásicas del edificio, permite la optimización del funcionamiento del edificio, con el consiguiente ahorro económico a medio y largo plazo.
Un espacio equipado con estas redes puede desarrollar el concepto de Inteligencia Ambiental que permita la interactuación entre usuario y vivienda de forma que esta responda a sus necesidades en cada momento y se adapte a sus hábitos de vida. Al mismo tiempo el sistema persigue reconocer a distintos usuarios y ser controlado de múltiples formas a través de interfaces sencillos y naturales que permiten una utilización personalizada sin excluir a ninguna persona.
Un edificio de vivienda social que integre estos principios se convertirá en una valiosa herramienta del habitar en nuestros días mejorando la independencia y autonomía de colectivos como los jóvenes, la tercera edad o personas con diversidad funcional, su calidad de vida y sus oportunidades de desarrollo social.

Experto de referencia:

María del Mar Elena Pérez, ingeniera de telecomunicación, miembro del Grupo de Tecnología Electrónica.

33 pensamientos en “MESA 1 – VIVIENDA INTELIGENTE

  1. admin Autor

    Agradecemos a todos vuestra participación en las jornadas y no olvidéis pedir el certificado en el apartado correspondiente.

    Responder
  2. admin Autor

    Se han abierto los comentarios en la parte destinada a los premios y menciones. Aviso a los autores de los mismos para que puedan aportar comentarios a los ya realizados.

    Responder
  3. pablo marin_FAC

    En ocasiones, la arquitectura inteligente no es “high tech” sino más bien “high sense”, una mezcla ponderada de ambas = un resultado de calidad; sin perder la perspectiva de que el high sense es para siempre, mientras que el high tech es efímero y pertenece a un tiempo y un espacio concretos.

    Responder
  4. STARING AT THE SUN (mención)

    La arquitectura no tiene que seguir un léxico estabilizado. Hay que buscar “vocablos” para el nuevo contexto. Buscar más en las diferencias. Como regresar siempre a coro, esta es la innovación. Un camino experimental en el que buscar nuevos conceptos.

    Responder
  5. STARING AT THE SUN (mención)

    Conjugar la innovación y la investigación con una integridad profesional capaz de responder a los programas complejos de la vivienda.

    Responder
  6. Pedro Garcia del Barrio

    una cosa es la vivienda domotizada, eso lo sabemos hacer, solo queda reglamentarlo para que se pueda generalizar. pero creo que lo importante siempre es lo que se hace, no tanto, donde se hace. si contesto mi pregunta…

    las facilidades TIC deben permitir que la vivienda acompañe al habitante en el curso diario. La v-I, es la suma del espacio físico y el espacio virtual, este ultimo te acompaña, como una nueva piel, te protege, con sus facilities, del exterior virtual. Es la v-I una vivienda robot, o mejor un ámbito flexible, que te acompaña y te permite confort-mar una manera personal de vivir el exterior publico, seria esa la novedad que esperamos?

    pienso que vivo en mi smart(phone)vivienda. La v-I, es la suma del espacio físico y el espacio virtual

    Responder
  7. JESÚS ESTEPA - COPRÓFAGO 2º PREMIO

    Veo que el discurso gira en torno a la relación bidireccional de la vivienda y sus usuarios, en cuanto a “nuevas condiciones” que mejoran el confort y la utilidad de la misma. Es por lo tanto un razonamiento que se basa en una ley de mínimos en cuanto que buscamos sistemas que a lo más que llegan es a “no empeorar la situación”, pero ¿qué pasa con la herencia de situaciones que a veces damos por perdidas? Pensemos en el caso de la rehabilitación ¿en serio para transformar en “inteligente” a una vivienda que no había sido concebida como tal basta con implementar determinadas instalaciones o sistemas domóticos?

    Responder
  8. pablo marin_FAC

    Asociamos el concepto vivienda inteligente directamente a los términos: domótica, monitorización de la vivienda… Desde mi punto de vista no debemos reducir el concepto de inteligencia en la vivienda a esas connotaciones, también existe la inteligencia heredad de sistemas pasivos o inteligencia en los materiales de los que se compone la arquitectura; por ejemplo cabría reflexionar sobre la repercusión actual y futurible de la nanotecnología en la arquitectura.

    Responder
  9. Javier Casado

    Buenas tardes a todos, estoy de acuerdo en muchas de vuestras opiniones. Creo que es necesaria la tecnología en la vivienda, que nos permita comprenderla, ver como funciona, como se comporta ante las situaciones. Sin embargo… no nos tiene que dominar. No debemos prescindir de ella. Tenemos que tener cuidado ya que cada vez más dependemos de la tecnología.

    Responder
  10. STARING AT THE SUN (mención)

    INTELIGENTE??…
    No son las cosas mismas las que causan la belleza, son las RELACIONES. (P. Mondrian).

    Responder
  11. juanKa

    La vivienda inteligente tiene unas implicaciones inmediatas y que se ponen de manifiesto en el espacio habitable propiamente dicho (confort,seguridad ,control.., sin embargo, no debemos de perder de vista que también puede tener un alcance que supera el ámbito donde se habita y, por consiguiente, importantes repercusiones sobre el entorno social, que nos deben levar a repensar los espacios de sociabilidad.

    Responder
  12. Curro Crespo

    Cada vez estoy más convencido de que no existe la vivienda inteligente. Existe la manera inteligente de hacer vivienda, y también de habitar la vivienda… Los gadgets, la domótica, los motores, las células de sensibilidad, son artificios provenientes una industria muy especializada y potente para corregir lo poco inteligentes que son nuestra viviendas. Pero de forma colateral potencia una idea del habitar ensimismado y con un funcionamiento similar a una burbuja o una célula: con gradientes de intercambio… Otra cosa es el consumo de agua, energía y materia, y la forma de monitorizarlo, que creo no entra dentro de este debate.

    Responder
    1. MANERAS DE VIVIR (3º premio)_ Alfredo Garcia_ Emmanuel Romero

      Al margen de hacer la vivienda de manera inteligente que sería lo deseable y a lo que muchos aspiramos, creo que la tecnología debe estar a nuestro servicio, como una herramienta más de trabajo y conseguir parámetros mejores de habitabilidad en la vivienda que pueden redundar en muchos aspectos, como hacer más flexible o más sostenible una vivienda. El uso de células fotosensibles que optimicen el consumo de la luz artificial o la tecnología que la industria del vidrio ofrece no significa que la vivienda proyectada sea menos inteligente y debamos corregirla.
      En todo caso, la tecnología debe facilitar el modo de habitar y no convertirse en un lastre de éste.

      Responder
  13. MANERAS DE VIVIR (3º premio)_ Alfredo Garcia_ Emmanuel Romero

    La vivienda inteligente no debe perder nunca las riquezas y parámetros ambientales existentes, el uso correcto de las medidas pasivas, de la herencia tecnologica del proceso constructivo,.., pero a la vez apoyarse en las nuevas tecnologías y medios, para en campos como la sostenibilidad, la eficiencia energética, los nuevos materiales, la dómotica aplicada al consumo, al confort, a la flexibilidad,….Lo que nos toca como arquitectos es buscar el equilibrio, la correcta fusión entre ambas, sin excesos, pero sin perder el bagaje….

    Responder
  14. STARING AT THE SUN (mención)

    Cada tradición debe estar continuamente sujeta a cambios con el fin de alcanzar un avivamiento, y cada innovación debe entender la tradición para poder impugnarla.

    Responder
  15. DAVID BENITO - LET'S 1º PREMIO

    La vivienda inteligente debe ser comprometida con su entorno, y sus infraestructuras deben dotarse de las soluciones tecnológicas necesarias para facilitar la interacción del usuario con su entorno, tanto en aspectos medioambientales, como a los elementos culturales o históricos. Los elementos tecnológicos son interesantes para mejorar la eficiencia de los procesos; no deberíamos renunciar a ellos.

    Responder
    1. Hugo Martínez

      Estoy totalmente de acuerdo, la tecnología es necesaria, e incluso diría básica, para los modos de vida actuales. Nos abren un mundo de posibilidades, ya sean en el hogar o fuera de él. Sin la innovación del pasado no estaríamos en este presente. La cuestión es saber discernir qué parte de la tecnología nos permite avanzar y facilitarnos la vida, y cuál es accesoria o simplemente la utilizamos para banalidades. Por ejemplo, una casa domotizada totalmente, ¿qué parte de esa tecnología es simple añadido y qué parte es básica? En mi opinión la respuesta depende de la voluntad que tiene cada uno de interactuar con la vivienda. También depende del grado de dependencia que tuviese la vivienda de la tecnología. ¿Qué pasaría si algunos artefactos dejasen de funcionar correctamente? ¿ Seguiría siendo la vivienda un espacio adecuado para habitarlo? Son estas las preguntas que considero que habría que hacerse al integrar la tecnología en la vivienda.

      Responder
      1. DAVID BENITO - LET'S 1º PREMIO

        Efectivamente Hugo, los juicios de valor sobre la tecnología han de aplicarse al uso que damos a la tecnología, no a la tecnología en sí. Yo creo que los avances técnicos manifiestan la capacidad del hombre para prosperar y mejorar. Y creo también, como punto de partida, que un buen uso de la tecnología es aquel que nos acerca a un problema y nos permite solucionarlo; debe ser un medio para que vivamos mejor. Muchas veces el individualismo va de la mano de la tecnología. Como bien dices, la cuestión es diferenciar qué uso de la tecnología nos permite avanzar.

        Responder
  16. Hugo Martínez

    Considero que una vivienda inteligente es aquella que en su concepción y diseño nos facilita la vida en ella, independientemente de los artefactos o tecnologías que la invaden. En base a esto, creo que muchas viviendas sociales de los años 70 eran mucho más inteligentes que las actuales, sobre todo teniendo en cuenta la escasa tecnología de la que disponían. En mi opinión, a veces esas tecnologías que hoy lo impregnan todo, nos convierten en simples espectadores, reduciendo la experiencia de la arquitectura a simples interfaces informáticos con los que nos comunicamos con nuestra propias vivienda. Estoy de acuerdo en que la tecnología es necesaria para conseguir mayor confort, pero ese confort no debería implicar una pasividad ante nuestro espacio más personal e íntimo, que es el hogar.

    Responder
  17. juan antonio lobato

    creo que una vez más el debate está en lo accesible y cercano al consumidor medio o usuario final de esta tecnología, hasta ahora el mensaje que ha calado en la sociedad acerca de este tipo de vivienda sólo transmite las posibilidades que le son implícitas en cuanto a la domótica y/o robótica se refiere en relación al confort y habitabilidad de la misma. Se debe difundir,transmitir y poner en valor para que así llegue a toda la sociedad las infinitas posibilidades en cuanto a aplicaciones más cercanas y prácticas como pueden ser el ahorro energético y por tanto económico que ello supondría. En este sentido la globalización de las TIC parece no haber llegado a este ámbito del sector de la vivienda, creo que ahí está la clave de una vivienda inteligente “real” y asequible.

    Responder
  18. elcroata

    La vivienda inteligente trasciende los mecanismos causa-efecto para aprender e interactuar con el usuario. ¿Máquina de habitar?

    Responder
  19. pedro garcía del barrio

    v_INTELIGENTE
    _Inteligente significa que la v-I se relaciona, interactúa con sus habitantes y visitantes?
    _si eso es así, las facilidades TIC deben permitir que la vivienda acompañe al habitante en el curso diario. Quiero decir que el concepto dentro-fuera debe entenderse como dentro-dentro, incluso fuera. La v-I, es la suma del espacio físico y el espacio virtual, este ultimo te acompaña, como una nueva piel, te protege, con sus facilities, del exterior virtual. Es la v-I una vivienda robot, o mejor un ámbito flexible, que te acompaña y te permite confort-mar una manera personal de vivir el exterior publico, seria esa la novedad que esperamos?

    Responder
  20. pablo marin_FAC

    La arquitectura no es una industria donde se produzcan las sinergias adecuadas para generar innovaciones tecnológicas, en muchos casos, es mas bien heredera de los avances de otro tipo de sectores. Esto merma sus posibilidades y no optimiza ni genera sus propios avances, la arquitectura inteligente es dependiente de factores externos.

    Responder
  21. Juan Antonio

    El edificio tiene que ser algo práctico y confort. Si a ello se le añade la tecnología para que se maneje, nos hará un día a día cada vez más sencillo y práctico, que es lo que todos buscamos en el tipo de vida actual.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>